SELECT LANGUAGE

Empresa Agrìcola Peri Bigogno

Via Garibaldi, 64 – 25064 Castenedolo (Brescia)
Teléfono y Fax 030-2731572

 ve al sitio

envía un e-mail

mapa
Horario de apertura: de martes a viernes 14,30-19,00 el s
ábado 9,00-12,30 / 14,30-18,00
Es preferible la visita de grupos no superiores a 50 personas. Tenemos previa solicitud la disponibilidad de un intérprete en lengua inglesa, francesa o alemana. Es posible acordar diferentes programas de visita y de degustaciones

 

LA EMPRESA – Peri, viticultores en Castenedolo desde 1946

La empresa Bigogno abarca nueve hectáreas de viñedos, sobre la colina de Castenedolo, a 10 km de la ciudad de Brescia y a más o menos 3 km del peaje de Brescia Este en la autopista A4 Milán-Venecia. Ha ido creciendo a lo largo de treinta años de compromiso con la constante mejora de la calidad, ha desarrollado recientemente también el aspecto de la acogida y la hospitalidad.
La filosofía base de esta empresa está estrechamente ligada a la pasión por la preservación y protección de un territorio que se arriesga a perder su vocación secular y su identidad agrícola y vitivinícola.

De aquí la elección de un manejo agronómico de los viñedos que sigue rigurosamente las prescripciones de la Medida F por el bajo impacto ambiental; la elección de equipos de bodega de última tecnología se enfoca hacia la conservación de una gran colección de antiguos instrumentos, parte de ellos puestos en el museo de forma permanente y otros expuestos sólo en ocasiones, durante fiestas especiales de tradición local con los eventos de la empresa.

El deseo de afirmar la tradición vitivinícola del territorio de Castenedolo ha hecho que la Empresa Bigogno sostenga con gran determinación el nacimiento en el 2000 de una de las Rutas del Vino brescianas,  i Colli dei Longobardi, además de estimular en el 2003 la institución por parte del Ayuntamiento de la Denominación de Origen Municipal, De.C.O. Castenedolo, primera en Italia referida a un producto de vino.

Abierta de martes a sábado para la venta directa, la empresa abre sus locales y sus viñas con un gran placer también sólo para la visita de apasionados y apreciadores de la cultura de la civilización agricultora.  

La De.C.O. CASTENEDOLO – La tutela por las producciones de nicho y de calidad

Hasta los años 70 el cultivo de la uva era una de las prácticas agrícolas más aceptadas en todo el territorio de la colina, como demuestran algunos escritos y documentos históricos que se han interesado en nuestra colina y cómo no, es un testimonio tangible el majestuoso vino histórico de 1700 conservado en una granja llamada Cantinù, en una aldea de Capodimonte. Desde finales de los años 70, sin embargo, el desarrollo artesano-industrial de la zona y la escasa rentabilidad de la labranza llevaron al progresivo abandono de los viñedos: muchos fueron arrancados de raíz y, no pudiendo cultivar otros,  puesto que el terreno no es de riego, progresivamente se produjo el abandono y la consecuente degradación de algunas de las zonas más hermosas y pintorescas de la colina.

También la falta de una denominación prestigiosa que pudiese de alguna manera incentivar la supervivencia de aquellas antiguas tradiciones agrícolas ha jugado un papel determinante, en sentido negativo, para acelerar el abandono de la viticultura.

Es por eso que en diciembre de 2002, la Administración Municipal de Castenedolo, con entusiasmo y esperanza, ha recogido y aprobado el reglamento municipal para la valorización de las actividades agroalimentarias locales estableciendo la De.C.O.
La Empresa Agrícola Bigogno en el verano de 2003 ha pedido y obtenido por sus vinos la Denominación de Origen Municipal  Castenedolo, primera en Italia en el sector del vino.

Luigi Veronelli, conocido periodista  y crítico de la gastronomía y el vino, recientemente fallecido, el 16 de abril de 2003 escribió en el Corriere della Sera (periódico italiano a nivel nacional) lo siguiente: “Las De.C.O., Denominaciones de Origen Municipales, son la realización a la cual dedico la última parte de mi vida. Estoy además convencido que sea, por el momento, la más importante […] Los alcaldes, de hecho, con la aprobación exclusiva de los consejos municipales asumen el derecho y el deber de certificar las producciones agrícolas y su elaboración”.

Y así ha sido: de hecho a partir de la aprobación de la ley constitucional nº3 del 18 de octubre de 2001 se le da la posibilidad a los municipios de legislar la protección de sus productos locales, teniendo a disposición un instrumento que puede tutelar y valorizar productos no denominados o en peligro de extinción. Es considerada por muchos una nueva e innovadora vía para la protección y promoción de los productos de la tierra y  alimentos artesanos.

La Denominación de origen municipal (Deco) no es considerada por una superposición de otras fórmulas más conocidas de protección como I.G.P, D.O.C, D.O.P, I.G.T., pero el hecho que une el nombre del municipio a un producto bien definido evita que esto desaparezca y juntos garantizan al consumidor el origen de la materia prima.

Luigi Veronelli fue sin duda el primero en llamar la atención del sistema político con la oportunidad de adquirir la Deco por los indudables beneficios que trae consigo para la defensa y la promoción de las culturas y cultivos locales. También por esta razón, consciente de la situación de la viticultura en la colina de Castenedolo, aceptó rápidamente y con alegría en la primavera de 2003 la invitación a visitar l’Azienda Agricola Bigogno manifestando una particular satisfacción y aprecio por el gran compromiso de esta empresa en la defensa de la viticultura local.